jueves, enero 15, 2015

Cine y discapacidad

Aunque el DRAE diga lo contrario, la compasión debería ser "sentir con el otro", no sentir lástima o conmiseración desde la más abyecta distancia.   En mi opinión particular, creo que la compasión debería servirnos para acercarnos y entender la circunstancia del otro, comprender su diferencia, lo que le hace singular.  

El cine tampoco escapa a esta forma de distanciarse del otro que es como suele entenderse a la compasión, por eso muchas de las películas sobre discapacidad tratan sobre el heroísmo y la lucha contra las adversidades de personas que les cuesta vivir en una sociedad que les mira desde lejos (así como la cámara), cuando acaso les miran.  Porque ser diferente resulta un problema en un mundo pensado casi exclusivamente para quienes se ajustan a la norma.  Pareciera como si la diversidad, sea del tipo que sea, no ha sido asimilada todavía en el pensamiento del hombre contemporáneo.

Estas divagaciones son en buena parte algunas de las razones por las que quiero comentar estas dos películas que a mi parecer nos presentan distintos tipos de discapacidades funcionales, pero desde una perspectiva distinta y hasta graciosa,  con una visión desde la persona con discapacidad, su derecho a ser tratado como igual y su necesidad de no ser tratado con condescendencia.


Va a ser que nadie es perfecto (2006)


Un ciego, un mudo y un cojo, según ellos mismos se definen, son los protagonistas de este gracioso film dirigido por el catalán Joaquín Oristrell, quien fuera guionista, entre otras, de Don Juan mi querido fantasma (1990), Salsa rosa (1992) y Reinas (2005).  Esta, además, fuera la primera película que Oristrell dirigiera para un guión de otro, ul texto de Albert Espinoza a quien ya conocía por su guión de Planta 4a (2003).

Lo interesante de esta película es la forma como se retrata la discapacidad desde dentro, desde la cotidianidad de un ciego amante del cine (si, del cine) y quien trabaja vendiendo cupones para una fundación de ayuda a los ciegos; un mudo que hace de traductor en juicios; y un cojo ó discapacitado motor para ser políticamente correcto, con mucha mala leche y quien perdiera una pierna en un accidente de tránsito.  

La película transcurre durante todo un día de la despedida de soltero de Carlos, el ciego, en una aventura que los lleva por las calles de Barcelona y al final a tomar decisiones que cambiarán sus vidas.
 
Sobre la película dijo Oristrell que se trata de una historia para reírse "con ellos", no "de ellos".  En mi opinión, esta es una cinta sin mayores pretensiones desde el punto de vista cinematográfico pero con un interesantísimo mensaje que deberíamos considerar.  Como últimos datos les cuento de la colaboración del gran actor argentino Juan Diego Botto, en una escena de una película dentro de la película, que seguro les va a gustar; y del cameo del guionista Albert Espinoza quien hace de sacerdote en la boda de Carlos.


Intouchables (2011)


Traducida al inglés como The intouchables y al español como Intocable, esta película francesa dirigida conjuntamente por Olivier Nakache y Eric Toledano, quienes además escribieron el guión, es una comedia dramática sobre la intocable amistad que nace entre un inmigrante habitante de los suburbios parisinos y un acaudalado cuadrapléjico de rancio abolengo.  

Driss (Omar Sy) es un olvidado quien va de oferta en oferta solo para que le firmen como rechazado y poder cobrar el subsidio por estar sin trabajo, hasta que se presenta por el puesto de asistente en casa de Philippe (François Cluzet), quien inmediatamente le acepta por su honestidad y por no tratarlo por condescendencia por su condición.  Es entonces que comienza la inseparable relación que entablan Driss (amante de Kool an The Gang y Earth, Wind and Fire) y Philippe (amante de Chopin, Vivaldi y Berlioz).  

Basada en una historia real, esta película nos muestra la compasión que se necesita para llevar adelante la difícil labor de ser cuidador de un cudrapléjico  y es también una interesantísima propuesta de cómo deberían entablarse las relaciones entre los amigos, caracterizadas por el intercambio genuino de ideas y gustos,  muy por encima de las obvias (y las no tanto) diferencias. 

Una refrescante cinta altamente recomendable por su universal mensaje, el excelente guión y las muy destacables actuaciones.  



Publicar un comentario