jueves, septiembre 04, 2014

Cortazariana III. El perseguidor



El cuento

Dijo Cortázar que El perseguidor fue uno de sus primeros cuentos en los que el personaje es la historia misma y no simplemente un ser puesto al servicio de una ficción.  En su concepción el cuento no iba sobre Charlie Parker, era una idea que rondaba en la cabeza de Cortázar sobre un personaje problemático, pero que no lograba encontrar, hasta que la muerte de Bird trajo a sus manos una biografía escrita por Charles Delaunay con detalles muy específicos sobre la vida de Parker, que terminaron por aclarar al personaje.

"Es muy difícil crear un personaje que no piensa, un hombre que no piensa, que siente.  Que siente y reacciona en su música, en sus amores, en sus vicios, en su desgracia, en todo.  Y en ese momento murió Charlie Parker"

El cronopio centenario era un gran amante del jazz clásico y deja plena constancia de ello en Rayuela, que escribió algunos años después de El perseguidor.  Había conocido musicalmente a Charlie Parker en 1946, luego de comprar el disco Lover man, que escuchó una y otra vez porque decía no entender nada, hasta que, según sus palabras, de pronto vino el salto que logró convertir en insignificante mucho del jazz que escuchaba anteriormente con interés.  Admiraba la infinita capacidad improvisadora de Yardbird y su técnica, por lo que a su muerte quiso hacerle un homenaje con el atribulado personaje Johnny Carter.

La  película

En 1965, el músico, actor y director argentino Osías Wilenski, hizo la película El perseguidor, que a mi modo de entender es una excelente adaptación del cuento, trasladando la historia de París a Buenos Aires.  El escritor argentino Ulises Petit de Murat, miembro del grupo literario Martín Fierro, se encargó del guión que transcribe literalmente muchos de los diálogos del cuento y se apega fielmente al personaje de Johnny, excelentemente representado en el film por Segio Renán.  La música fue compuesta por los hermanos Rubén y Leandro (Gato) Barbieri, aunque a menudo sólo aparece el Gato en los créditos por ser el intérprete de los temas.  Cortázar llegó a ver esta película en un festival europeo y elogió minuciosamente la banda sonora - en especial la interpretación de su admirado Gato Barbieri-, porque en su opinión representó un verdadero homenaje a la música de Charlie Parker.


Acá les dejo la película, para quienes se animen con esta terrible historia:





Publicar un comentario