martes, enero 14, 2014

Todos los caminos conducen al jazz: Fats Waller


A Fats Waller recién lo escuché hace poco, por primera vez, gracias a una publicidad de hidrolavadoras que de fondo utiliza su pegajoso tema Spring cleaning y que inmediatamente se instaló en el top 5 de la banda sonora de mi cabeza de por estos días.

Me reconozco como un profundo desconocedor del jazz, al punto de no saber que Thomas "Fats" Waller fue uno de los más importantes pianistas de los primeros días del jazz y uno de los principales exponentes del Harlem stride piano, una forma de interpretación en la que, según el glosario del jazz de Apolo y Baco, "la mano izquierda del pianista parece estar dando saltos (o zancadas, strides) sobre toda la zona de graves del teclado".

Nacido en Nueva York en 1904 -así que toca centenario-, era hijo de un predicador baptista y una pianista que tocaba en la iglesia y quien iniciara a su hijo Thomas en el piano clásico.  Siendo aún adolescente conoció a James P. Johnson quien lo convirtió en su discípulo y lo inició en el jazz.  Fats fue también gran amigo de Louis Armstrong, con quien compartió escenario en Chicago y Nueva York.

Las melodías alegres y un estilo extrovertido eran la característica particular de Fats Waller, en las que combinaba su excelente interpretación al piano, con gestos de su rostro que le valieron el apelativo del más grande comediante que haya jamás tocado jazz.  Otro rasgo distintivo del trabajo de Waller fue la introducción del órgano en el jazz, Squeeze me, una de sus primeras composiciones famosas, fue escrita e interpretada en el órgano.  Escribió cientos de canciones, colaboró en cortometrajes hollywodenses y en música para comics animados, además de que muchos han reconocido su influencia en pianistas del jazz desde Art Tatum, Count Bassie hasta Thelonious Monk.

De momento he podido hacerme con tres discos: The joint is jumpin -que escucho mientras escribo esta nota-;  Sugar Blues; y un homenaje de Louis Armstrong titulado Sachs plays Fats: The music of Fats Waller.

Para terminar les dejo dos temas, el que me llevó hasta Fats y su piano, y That Ain't Right tomado de la película Stormy Weather:






Publicar un comentario