lunes, diciembre 16, 2013

Les revenants. Vuelven los muertos (spoiler alert)


Les revenants es sin duda una de las mejores series que he visto en los últimos años y que me perdonen los fanáticos de Homeland, Game of Thrones, Mad men, House of Cards (que me sigue gustando más la inglesa), Utopía, Black mirror, Luther o cualquier otra serie que les guste.  

Traducida al inglés como The returned -pudiéramos traducirla al español como los que vuelven-, está basada en la película francesa homónima dirigida por Robin Campillo y no es más que una historia zombies.  Pero lo original y lo sorprendente de esta serie es que los zombies, lejos de ser despojos humanos hambrientos de cerebro y desprovistos de cualquier capacidad de raciocinio, son personas que simplemente vuelven a reincorporarse a su cotidianidad, tal cual como si fuese un día cualquiera de sus vidas antes de morir.

Ajena a la espectacularidad de los efectos especiales, las grandes producciones o cuestiones propias del argumento como la sopresa y los giros radicales en la historia, Les revenenants nos va presentando personajes que van creciendo en complejidad, en una trama que se nos muestra en capas que progresivamente se van superponiendo y entretejiéndose con las capas previas. Así nos va contando las distintas historias que forman parte de un gran misterio de un pueblo cualquiera en el que las personas que murieron, incluso hace más 30 años, van resucitando y tratando de retomar sus vidas.  

Aunque este breve texto pueda contener algunos disimulados spoilers, lo importante de la trama no es el hecho que sepamos que es una historia de muertos que vuelven, sino las distintas subtramas que nos permiten vincular a los que retornan, sus muertes y los otros, los que presumimos como vivos.  Todas estas pequeñas historias se van desvelando, no para darnos una idea clara de lo que ocurre, sino para convertirse inmediatamente en una pequeña pieza de otro rompecabezas mayor.  Es una serie en la que es necesario permanecer atento durante todos los capítulos, porque hasta un cambio en la posición de la cámara en una escena que ya habíamos visto (como en el accidente del autobús), nos revela otros elementos que nos explican otra parte de la historia.  

Desde el punto de vista cinematográfico la estética de tonos fríos, la cuidada fotografía y la excelente música ayudan a crear un ambiente de intriga y suspenso, que a ratos puede convertirse en terror.   

La primera temporada consta de ocho largos capítulos de cincuenta minutos o más, en la que el último capítulo se convierte en otra característica distintiva de esta serie de Canal +, puesto que muchas de ellas nos tienen acostumbrados a los cierres de temporada que a su vez cierran ciclos o alguna parte de la historia.  Les revenants, por el contrario, nos deja un final de temporada totalmente abierto que sólo acrecienta el misterio y las posiblidades.

Así que desde ya se convierte en una recomendada, en especial para aquellos a quienes nos gustan las historias bien contadas. De momento sólo nos queda esperar por la continuación que llegará en el próximo cercano 2014.

viernes, diciembre 06, 2013

¿Es usted una histérica?. No se preocupe, acá le daremos la solución




Lo que a una buena amiga se le da por llamar "furor uterino" y en los tiempos de Hipócrates llamaban "útero ardiente", es una condición que hasta mediados del siglo XIX era conocida como Histeria.

Del latín histerus, el útero es un órgano que se creía solía desplazarse de lugar y causar una variedad casi infinita de patologías o padecimientos secundarios.

Pero en la consulta del doctor Robert Dalrymple, las pobres mujeres aquejadas con tan terrible mal  podían encontrar la solución mediante un ligero, aunque gentil, masaje circular con el dedo índice que les ayudaría a que su útero retomase su posición natural y desaparecieran la irritabilidad y los sofocos.  Aunque como efecto secundario podían alcanzar el paroxismo, incluso en repetidas ocasiones, dependiendo claro de la duración del masaje.

Mas si se trataba de una mujer moderna y dispuesta a dar todo por la ciencia, podía probar el adminículo eléctrico (sin baterías incluídas) inventado por el joven y apuesto doctor Mortimer Granville.  Este pequeño artefacto punta roma, sustituía al dedo del doctor y era capaz, gracias a la sorprendente energía eléctrica, de apaciguar la histeria, logrando, como efecto secundario por supuesto, que alcanzaran el paroxismo en incontables ocasiones, dándole al tratamiento un efecto más duradero.

Esta es la historia que la directora Tanya Wrexler nos cuenta en su película Hysteria, un gracioso film ambientado en la Inglaterra victoriana de finales de 1800, con una buena dosis de romance y un poco de crítica social en pro de la emancipación femenina.  Con las actuaciones sobresalientes de Maggie Gillenhall y Hugh Dancy, es una buena película para un domingo por la tarde cualquiera.


lunes, diciembre 02, 2013

Asesino en serio. Brevísimo para Laura


Los maté.  Danzaban unidos en el aire, enamorados tal vez, no lo sé. En el momento de darles muerte sólo pensaba que luego de separarse vendrían por mí.  Laura, testigo a pesar suyo, sintió asco de ver mis manos manchadas. -Eres un asesino en serie -, me dijo.  –Si, lo soy-, dije con firmeza. Cuando de culícidos se trata, soy un asesino en serio.