miércoles, septiembre 18, 2013

Fútbol, poesía



En la casa de la literatura peruana leí este maravilloso fragmento de un poema del huancaíno Juan Parra del Riego. Yo no pude evitar las memorias de Daniel, sus días en las canchas y aquel extraordinario partido en Lima.

Papilante y jubiloso
como el grito que se lanza
de repente a un aviador,
todo así claro y nervioso,
yo te canto ¡oh jugador maravilloso!
que hoy has puesto el pecho mío
como trémulo tambor.

Ágil,
fino,
alado,
eléctrico,
repentino,
fulminante,
yo te vi en la tarde olímpica jugar.
...

El poema completo acá: Polirrítico dinámico a Gradín, jugador de fútbol.