jueves, junio 06, 2013

La rima del anciano marinero: un tema en cuatro tiempos



  1. En el año 1985 recuerdo haber comprado mi LP de Powerslave, la más reciente producción de Iron Maiden para entonces.  Disfruté mucho los temas Aces high, Two minutes to midnight, Powerslave y The rime of the ancient mariner, que esta última aún cuando extensa, me llamaba la atención por la letra y los movimientos.  Algún tiempo después, en octubre de 1985 para ser preciso, la banda editó el ahora mítico Live after death, donde hicieron versiones en vivo de todos sus grandes temas a la fecha, grabados en diferentes conciertos. Todavía recuerdo el grito de Bruce Dickinson animando al público: ¡Scream for me Long Beach!.  Fue un disco impresionante por la calidad y la fuerza de las interpretaciones, además del hecho de que la mayoría de los temas sonaban un poco más rápido que los originales, por lo que desde entonces ha sido mi favorito de la banda y creo que uno de los mejores álbumes que han producido hasta ahora.  Y la excelente versión de La rima del anciano marinero no fue la excepción.
  2. En el año 1994, si no me equivoco, me hice con una copia del libro Poetas románticos ingleses, incluido en la serie Historia de la literatura de la editorial RBA editores.  Era un bonito libro de tapa dura con poemas de William Wordsworth, Samuel Taylor Coleridge, Lord Byron, Percy Bysshe Shelley y John Keats, traducidos por José María Valverde y Leopoldo Panero.  En esa edición me topé, como una revelación, con el extenso poema La rima del anciano marinero de Coleridge.  La asociación fue automática pero la duda de si había inspirado el tema de Iron Maiden, persistió por años.
  3. Muchas lunas después, cuando ya estaba seguro de que el rock no tiene la culpa como cantó Miguel Ríos y de que los rockeros no van al infierno, me topé con el excelente documental Metal: A Headbanger's Journey, dirigido por el antropólogo y rockero (headbanger) canadiense Sam Dunn.  El extraordinario trabajo de Dunn nos revela muchas de las facetas personales de los grandes personajes de la historia del metal, y nos da un extenso paseo a través de distintos sub-géneros metaleros.  No fue sino hasta entonces que despejé las dudas, cuando en una de las entrevistas a Dickinson, éste habló de sus estudios universitarios de historia y economía, lo que obviamente explicaba los recuerrentes temas épicos de muchas de sus composiciones y la conexión con Coleridge.
  4. En el 2009 tuve la suerte de asistir al concierto de la banda en Caracas y pude disfrutar de La rima del anciano marinero en vivo, mientras hablaba y le explicaba a Daniel sobre Coleridge y el poema que dio origen a la canción.

Publicar un comentario