sábado, agosto 25, 2012

Gomorra



Hace algunos años Biscuter nos había referido el libro de Roberto Saviano sobre la "camorra" napolitana y sugería algún juego de palabra con el apellido de algunos reconocidos políticos yaracuyanos que asediaban para entonces y acaso ahora controlan la UNEY.  El libro lleva por nombre Gomorra (con dos "o")

Resulta que producto del azar concurrente hace poco el buen Tore Nicastro, entre cervezas y carne, me recomendó una película del mismo nombre acerca de la mafia napolitana, que inmediatamente anoté como tarea pendiente con la advertencia de Tore del dialecto napolitano y la posible dificultad de encontrar los subtítulos y hasta la película. Emprendí mi tarea de búsqueda con gran optimismo y fui recompensado no sólo con la película sino con los subtítulos en italiano y español.

Pues bien, esta película del año 2008 estuvo nominada al Globo de Oro como mejor película de habla no inglesa y recibió el premio del gran jurando en el festival de Cannes.  Dirigida por Matteo Garrone, propia del neorrealismo italiano nos muestra crudamente y sin grandes pretensiones cinematográficas la vida de los suburbios napolitanos dominados por la temible "camorra".

Gomorra nos cuenta varias historias paralelas todas relacionadas a la mafia napolitana, donde asistimos desde una iniciación hasta la "resolución" de un problema con un par de muchachos que juegan a ser mafiosos y robarle armas a la camorra;  seguimos en su travesía al obscuro personaje incógnito (pero que todos conocen) que se encarga de llevar las remesas de la mafia a los antiguos y retirados miembros o a las madres y esposas de los caídos;  y presenciamos los negocios y vínculos de los camorreros de cuello blanco con  la deposicion de desechos tóxicos. Es pues el día a día de la camorra.

Es a mi parecer una película que vale la pena ver y que narra la violencia exacerbada de estos tiempos que corren