sábado, octubre 20, 2012

Elefante blanco



Elefante blanco ó las tribulaciones de los hombres de fe, cuenta la historia de "villa virgen", un barrio muy pobre crecido alrededor de un edificio que en su momento (años 40 del siglo XX) se propuso ser el hospital más grande de América Latina.  Un elefante blanco como los tantos que existen a lo largo de toda latinoamérica.

El nuevo Federico Lupi, mejor conocido como Ricardo Darín, protagoniza esta película en la que encarna a un párroco villero que sufre y padece el día a día de la dura vida de la villa.  Es una vista de cerca de la gente más pobre de Buenos Aires y los problemas de un par de sacerdotes amigos, encargados de acompañar "espiritualmente" -porque más nada pueden hacer- a los habitantes de esta "favela" argentina.  La película es también un homenaje a Carlos Mugica, sacerdote luchador argentino a quien el director nos muestra como un guiño en un hilo alterno de la historia.

Técnicamente impecable, Pablo Trapero nos regala varias escenenas memorables como un largo travelling por las calles de la villa, luego de una lluvia que inundó todo;  la búsqueda del cadáver de Mario por parte de Nicolás (Jeremie Renier, parecido físicamente al padre Mugica), a través de los sinuosos laberintos de la villa;  y una difícil y bien lograda escena de la represión a los villeros cuando protestaban por el derecho a una mejor vivienda.

Nominada al Un Certain Regard del festival de Cannes, es una que no puede faltar de la filmografía de Trapero. Aunque hasta ahora me sigo quedando con Leonera.

Publicar un comentario