sábado, mayo 19, 2007

Empate con sabor a victoria



Daniel hizo un golazo de tiro libre -el balón entró justo en el ángulo izquierdo, donde crecen las telarañas- en un empate que supo a victoria contra un adversario que entró a la cancha con ínfulas de ganador. El fútbol siempre castiga a los soberbios. Pero una vez más faltó la justicia arbitral que expulsó a dos de nuestro equipo incluído a Daniel y se hizo la vista gorda con las faltas y las simulaciones de faltas de los otros.
Seguramente pensaran que son pataletas de un padre que quiso ver al equipo de su hijo ganar pero baste leer entrelíneas los textos de quienes escriben en la página de la Liga Internacional de Fútbol del Estado Lara (misma que se inventaron para institucionalizar lo que siempre ha ocurrido en nuestro fútbol infantil desde tiempos inmemoriales) para percatarse de la preferencia con la que algunos equipos cuentan. Ah y no se les ocurra leer las reseñas de las academias porque no notarán nada particular.
Por supuesto que el arbitraje no es precisamente la excepción de esta ominosa regla. Año tras año contamos con un arbitraje displicente que apoya de una manera ya institucionalizada a ciertos equipos que no solo no tienen la calidad futbolística que pregonan, sino que campeonato tras campeonato se aseguran de hacerse con esta "pequeña" ayuda para a toda costa alcanzar los primeros lugares. ¿Castigará siempre el fútbol a los soberbios?.
En esta liga el fútbol, el verdadero fútbol, el verdadero deporte, lo dejamos para las tertulias, las fotos y los titulares, en la cancha vale todo.
Publicar un comentario