lunes, agosto 28, 2006

América invertida


América invertida - Joaquín Torres García

He dicho Escuela del Sur; porque en realidad, nuestro norte es el Sur. No debe haber norte, para nosotros, sino por oposición a nuestro Sur. Por eso ahora ponemos el mapa al revés, y entonces ya tenemos justa idea de nuestra posición, y no como quieren en el resto del mundo. La punta de América, desde ahora, prolongándose, señala insistentemente el Sur, nuestro norte.

Joaquín Torres García. Universalismo Constructivo, Bs. As. : Poseidón, 1941.

Más de Joaquín Torres García y La Escuela del Sur:
Joaquín Torres García - Red Académica Uruguaya
La Escuela del Sur - Cecilia de Torres
Salutación a Joaquín Torres García - Vicente Huidobro
Artemercosur

domingo, agosto 27, 2006

Infinitud


Joaquín Torres García - Arte Universal

Estoy perdido. Floto sin piel y sin substancia en la infinitud. Cerca de la calma que me envuelve, en el torbellino, pasan uno tras otro textos, sonidos, imágenes que se confunden y se funden caóticamente. Parecen a mi alcance y trato acaso de asirlos, pero desaparecen ante mi y rápidamente voy a otro y a otros.
Estoy perdido. Floto sin piel y sin substancia en la infinitud pero quiero seguir sentado frente al monitor.

miércoles, agosto 23, 2006

Primavera, Verano, Otoño, Invierno... y Primavera



Esta es una película sobre los ciclos, las repeticiones. El filme es la historia de un pequeño quien es dejado con un monje budista quien crece y padece a través de las cuatro estaciones o épocas de su vida. Kim Ki Duk, actúa, escribe y dirige esta película llena de simbolismos y de pequeñas fábulas budistas. La película se vale del inigualablemente hermoso ambiente natural en el que se desarrolla para regalarnos imágenes simplemente bellas (les menciono que la producción tuvo que negociar cerca de seis meses con el ministerio del ambiente para construir la pequeña ermita en medio el lago Jusan donde se transcurre toda la película).

Título original: Bom, Yeoreum, Gaeul, Gyeowool, Geuring, Bom
Año: 2003
Países: Corea del Sur y Alemania
Duración: 103 min
Género: Drama
Dirección y guión: Kim Ki-duk
Interpretación: Oh Young-soo (Monje viejo), Kim Jong-ho (Niño monje), Seo Jae-kyung (Chico monje), Kim Young-min (Joven monje), Kim Ki-duk (Monje adulto), Ha Yeo-jin (Chica), Kim Jung-young (Madre de la chica), Ji Dae-Han (Detective Ji), Choi Min (Choi)
Producción: Lee Seung-jae y Karl Baumgartner
Música: Bark Jee-woong
Fotografía: Baek Dong-hyun
Montaje: Kim Ki-duk
Dirección artística: Oh Sang-man
Vestuario: Kim Min-hee

domingo, agosto 20, 2006

Canción de la muerte pequeña



Ayer fue la última noche de Monche, el fin del novenario como probablemente lo conozcan mejor algunos; también se cumplieron 70 años de la muerte de Lorca. Vaya a la memoria de ambos este poema que le tomo prestado a Federico y que siempre me ha conmovido

Canción de la muerte pequeña

Prado mortal de lunas
y sangre bajo tierra.
Prado de sangre vieja.

Luz de ayer y mañana.
Cielo mortal de hierba.
Luz y noche de arena.

Me encontré con la muerte.
Prado mortal de tierra.
Una muerte pequeña.

El perro en el tejado.
Sola mi mano izquierda
atravesaba montes sin fin
de flores secas.

Catedral de ceniza.
Luz y noche de arena.
Una muerte pequeña.

Una muerte y yo un hombre.
Un hombre solo, y ella
una muerte pequeña.

Prado mortal de luna.
La nieve gime y tiembla
por detrás de la puerta.

Un hombre, ¿y qué? Lo dicho.
Un hombre solo y ella.
Prado, amor, luz y arena.

sábado, agosto 19, 2006

Art Pepper


Hubo un tiempo en el que algunos músicos del jazz creían diferenciar la interpretación de un músico de color de un músico blanco. En el caso de Art Pepper no era posible tal diferenciación.
Nace en California en 1925 donde desarrolla su música como intérprete del saxo alto. Graba su primer disco junto a Stan Kenton a la edad de 17 años, ya casado con Patti Moore, cuando es entonces llamado a filas y participar en la segunda guerra mundial, en 1946 regresa y vuelve a tocar con Kenton. Art dijo:
A mi vuelta, encontré a Patti instalada en casa de mi padre y mi madrastra... ví por primera vez a mi hija Patricia, andaba y hablaba. No vino hacia mí porque tenía miedo. Esto me dolió... Estaba amargado. Odiaba al ejército, odiaba a mis padres y a Patti por haberme dado un hijo no deseado, estaba amargado porque me fui justo cuando era feliz. Bebía mucho. Aumentaba mi consumo de hierba y anfetaminas. Daba tumbos arriba y abajo y tocaba de vez en cuando. No pasaba nada interesante. Estaba cada vez más deprimido. Pero un día sucedió el milagro, Stan Kenton me telefoneó

Su carrera comienza a tomar vuelo nuevamente y conoce la heroína, droga que le llevará al cabo de un tiempo a perder a su familia y permanecer varias temporadas entre la cárcel y el hospital.
En 1956 reaparece en la escena del jazz californiano y toca junto a otros grandes como Chet Baker. Es en esa época que graba el excelente "Art Pepper + Eleven" y la serie de grabaciones para capitol junto a chet Baker y otros con la sección rítmica de Miles Davis.
Aunque su vuelta a la música se traduce en lo que muchos consideran su mejor época, Art se entrega por completo a las drogas junto a su nueva esposa Diane. En el año 1961, durante una visita de la policía, su junkie esposa lo denunca y Art sufre una condena de 3 años en San Quintin. Durante su estadía en la la temible San Quintin descubre a Ornette Coleman y a John Coltrane. Cuando estuvo de nuevo en libertad vuelve a la música pero muchos coincidieron que estaba grandemente influenciado y "limitado" por Coltrane.
Dos esposas luego, Cristine y Laurie, Art decide intentarlo de nuevo y rehacer su vida. Se interna en una clínica de rehabilitación durante tres años y vuelve a su creatividad original para grabar "Living Legend" en 1975. A partir de allí se dedica definitivamente a la música y realiza una serie de conciertos y grabaciones entre las que destaca como su obra maestra durante esta etapa: "Today". Art Muere el 15 de junio de 1982 a consecuencia de una hemorragia cerebral.

martes, agosto 15, 2006

La nostalgia inmanente

Monche encarnaba la imagen del gordo bonachón. Siempre dado, siempre atento, fue amigo, hermano, compañero de trabajo.
Desde hace cinco días la única cosa posible para mi, tanto mientras duermo como en pie, es vivir en sus memorias.
Monche ya no está. Sólo queda esta nostalgia.