miércoles, mayo 31, 2006

La mano de Dios



Gary Lineker entrevistó al Diego y se sentó frente a él por primera vez desde aquel día de la hazaña del seleccionado Argentino nada menos que frente a Inglaterra. A 20 años desde entonces Lineker preguntó y El Diego dijo:
G.L.: ¿Fue tu mano o la mano de Dios?

D.M.: Fue mi mano. Con eso no quiero faltarle el respeto a los hinchas ingleses. Pero esto es algo que pasa. Nosotros hacíamos eso. Yo ya había anotado goles para Argentina con mi mano. Fue un gol donde no pude llegar y Shilton ya estaba ahí. Entonces no podía cabecearla, así que hice así.
Y empecé a correr. Inicialmente Shilton no se dio cuenta. El que le dijo fue el defensa, ese fue el que vio mi mano
Cuando vi al juez de línea corriendo, salí gritando "gol" y miré hacia atrás, detrás de mí, para ver si el árbitro había mordido el anzuelo y sí lo mordió, eso fue. Vamos, vamos, fue un gol.

G.L.: Cuando estabas corriendo y mirando alrededor al resto de tu equipo, ¿crees que ellos sabían?

D.M.: Mis compañeros sí se dieron cuenta y no fueron a celebrar conmigo. Yo les decía: vengan, vengan, abrácenme, vamos a hacer esto bien, vamos hasta el final esperando que el gol fuera aceptado; gracias a Dios lo fue.

G.L.: En Inglaterra eso habría sido considerado hacer trampa y decir que lo sabías va completamente contra el fair play. ¿Cómo te parece eso?

D.M.: No, no creo que sea hacer trampa, es sagacidad. Creo que es picardía. Tal vez tenemos mucho más de eso en América del Sur que en Europa, pero, ah, no es hacer trampa.

G.L.: ¿Por qué dijiste lo de la mano de Dios?

D.M.: Porque Dios nos da la mano, porque nos dio una mano. Porque es muy difícil que la jugada no sea vista por dos personas: el árbitro y el juez de línea. Por eso digo que fue la mano de Dios.

G.L.: Personalmente yo le echo la culpa al árbitro y al juez de línea, no a ti. El segundo gol es probablemente la primera y única vez en toda mi carrera que tuve ganas de aplaudir un gol de mi contrincante. Tu mejor gol.

D.M.: Es el gol de los sueños, el gol de los sueños. Nosotros los futbolistas siempre soñamos con anotar el mejor gol de la historia, lo soñamos y lo tenemos en la cabeza y la verdad es que para mí anotar ese gol fue fantástico, y en el Mundial, increíble.

La entrevista completa:
Lineker y Maradona frente a frente - BBC Mundo
Publicar un comentario