jueves, abril 28, 2005

Soneto "El huevo frito"


Vieja friendo huevos - Diego Velásquez

Soy un pésimo cocinero, es cierto. Pero he podido observar algún movimiento o efervescencia gastronómica en la blogósfera y por consiguiente me he interesado en el tema. Motivado por el novel blog amigo Duelos y quebrantos, un excelente espacio donde se conjugan de hermosa manera la cocina con la literatura, el arte y las tradiciones, pues me he dado a la tarea de buscar y seguir esos hilos y puentes que van desde la cocina hasta el universo entero. Les refiero un soneto escrito por el Uruguayo Julio Novoa, publicado en la sección La pluma y la cuchara de Terra Gastronomía por Hugo García Robles:

Soneto “El huevo frito”

Su túrgida hermosura al sol desvela
Y anima por las claras redondeces
Que al olfato constante ofician preces
De crepitante sal por sus estelas

Cerrada a cal y canto y prisionera
En inocente albúmina acunado
Trae la yema su lípido asombrado
De la quietud que roza sus laderas

Mas el destino es mano en sus entrañas
Y una hirviente algazara de carbonos
Aguardan el crujido de su grito

Se estremece la núbil faz huraña
Y, sufriendo su cuerpo de palomo,
Ríe – eterno y fugaz – el huevo frito.

Julio Novoa, escrito hacia 1947.


Más de la sección La Pluma y la cuchara: Cervantes y las bodas de Camacho

P.D.: Al final del artículo "Cervantes y las bodas de Camacho" encontrarán una lista de otros textos de la sección
Publicar un comentario