domingo, abril 17, 2005

Ocio doméstico dominical



2-0 del Barça frente al Getafe


Casi siempre me pasa que estando en casa viendo el partido solo me duermo en el entretiempo, Daniel no quiso acompañarme porque el Madrid de sus amores ya había ganado y ligaba a la caida del equipo blaugrana. Luego de despertar de la paradisíaca siesta me doy cuenta que el partido ha terminado, entonces enciendo el computador para saber el resultado final: 2-0. Pongo a sonar la descarga de anoche una antología de 3 CDs de Camarón de la Isla mientras barajo opciones de domingo por la tarde: ver una película (esperan en lista desde hace un tiempo ya Roma de Aristarain y/o el séptimo sello de Bergman); continuar leyendo la Generación X o repasar los periódicos y descubrir que de verdad no había nada interesante a excepción de los dos artículos del Nacional, uno de Alberto Soria donde relata un episodio con un artículo de letras libres que me parece familiar y otro sobre Einstein y los cien años de la teoría de la relatividad; simplemente abandonarme al reposo en mi cama y dejar que el dedo pulgar cambie de canal. Sigo indeciso mientras continúo escribiendo este poco vigoroso post, Camarón canta "Soñaba siempre contigo" y la tarde avanza impaciente.
Publicar un comentario