domingo, marzo 27, 2005

Domingo de Resurrección


Judas por él mismo. A la derecha Judas y sus creadores

Ayer venía de casa de mi mamá y me encontré con este simpático muñeco que me hizo recordad mi infancia. Del domingo de resurrección recuerdo particularmente "la quema de Judas" en la Loma de Bonilla un pequeño pueblo del Estado Trujillo, donde solía pasar todas mis vacaciones en la infancia. Pues bien estos niños se hicieron de algunas ropas viejas, moldearon su Judas, tomaron unas latas, se apostaron en el semáforo en medio de los dos canales y me dieron este regalo. Al verlo me detuve inmediatamente, dejé el carro allí deteniendo el tráfico y les pedí a Judas y a los niños que posaran para una foto.
Publicar un comentario