jueves, enero 06, 2005

No soy un Bartleby


La Barca de Dante - Eugene Delacroix

Durante unos días he preferido guardar silencio para no escribir cualquier cosa, y no es una excusa. Tampoco sufro el mal de Bartleby, aunque quisiera ser poseedor de talento tal que mi silencio no sea uno más. He estado de viaje a los oscuros infiernos de las oficinas públicas donde perderse es fácil, mas yo volví. Luego he de regresar allá y continuar mi travesía que, por fortuna hasta ahora, no ha sido tan dura. De momento sólo leo un poco, escribo estas imprecisiones y me abrazo al lento paso de los días.
Publicar un comentario