domingo, enero 30, 2005

Mi historia del Heavy Metal


Todo comenzó por el año 1983, a mis escasos doce años había pasado por la moda breakdance, las minitecas y demás sandeces, pero la búsqueda continuaba. Un día estudiaba matemáticas en casa de Enrique Rivas y me dio por revisar los discos de Alberto, su hermano mayor de 15. Entonces fue el encuentro, la carátula del disco Live Evil vol. 1 de Black Sabbath saltó ante mi como una revelación. Pon este- le dije a Enrique. Ese mismo día escuché el número de la Bestia de Iron Maiden, amor al primer pinchazo de Scorpions y grabé mi primer cassette de Heavy Metal. De allí vinieron otras cosas, Alberto era un gran coleccionista de discos y tuve la oportunidad de conocer también a Yes (tormato recuerdo fue el primer disco que escuché), Uriah Heep y Jetro Thull. A los pocos días Alberto compró el disco volumen brutal de Baron Rojo y terminé de engancharme con el heavy metal y su energía. Luego estudié dos años seguidos con Enrique y por supuesto continué yendo a su casa, a estudiar la materia de turno, al menos una vez por semana. Mis padres casi obligados por mi insistencia me compraron un plato, un deck y una planta.
Publicar un comentario