viernes, diciembre 17, 2004

Oficio


La condición humana - René Magritte

“En los bosillos llevo fantasmas de mi abuelo,
diez fotos del cincuenta y una guerra civil.
Sonido de tambores. El barro y los espejos
Donde se contemplaron los rostros que no vi.

Y llenan mis bolsillos promesas de un futuro
Nacido de un pasado cargado de dolor,
Mujeres contra el suelo, infancia frente a Cristo
Idiomas y banderas, la ira y el amor”

Pedro Guerra


Del barrio conservo carencias, creencias, cariños, constancias. Llevo conmigo recuerdos de las casas con olor a tierra, techos de zinc y puertas de madera gastada. También del barrio me queda la compasión, la paciencia, la comprensión, el oficio de ser buena gente. Precisamente este oficio, a veces ingrato, me ha tocado ejercer en este descanso de fin de año. Por obra del azar atiendo por estos días y durante el tiempo que resta del año, a una cuñada recién intervenida quirúrgicamente. Desvalida y casi desamparada por sus cercanos, yo, de quien en ella en ocasiones ha hecho comentarios inapropiados, ahora soy sus manos, su ángel de la guarda. Debo decir que sólo estoy dando fe de la herencia de mis abuelos y mis padres: el oficio de ser buena gente.
Publicar un comentario