lunes, diciembre 20, 2004

Cuando muera


Venus y Marte - Sandro Botticelli

Cuando muera cierra las puertas, todas tus puertas y entonces reniégame, repróchame, conjúrame, maldíceme. Pero ahora, mientras existe y persiste este soplo de vida, hunde tu mano en mi pecho, siente el trémulo palpitar de este corazón que es tuyo, siente su latido que es tu latido y sabrás entonces que solo por tu voluntad se sostiene
Publicar un comentario